Alitas de pollo al horno

Alitas de pollo al horno

Es una receta muy cómoda de reparar, el secreto está en el horno y los que me conocéis sabéis que es mi gran aliado en la cocina.

En esta ocasión preparé dos recetas en el horno al mismo tiempo y con un resultado delicioso, si dos recetas, envueltas en papel de aluminio con una cocción lenta, me sale la sonrisa cuando aprovecho bien el horno y con dos salsas distintas he preparo las costillas y alitas, para mi es una manera de no desaprovechar nada, es verdad que cada vez que preparo un plato mi objetivo es aprovechar todo para sentirme bien, si tengo que cocer verdura mi idea es aprovechar el caldo y si tengo un asado de carne y sobra me encanta preparar croquetas o sopa de picadillo.

Dejar la carne y las alitas tapadas, cada una en una bandeja, cocinando con poca potencia, sin prisa, es una manera de no ensuciar mucho, ya que solo se abre para que quede tostado.

En este caso las alitas ya venían adobadas al pimentón y me apetecía hacer una receta con ketchup pero que no fuera la salsa barbacoa que me encanta pero me apetecía probar otra cosa y me pongo a mirar los botes que tengo, lo pongo en fila y me parece que puede salir bien, si, al final la mezcla de especias aunque esta vez sea en pasta me gusta y no lo pensé mas, aquí os dejo la salsa.

Ingredientes:

  • 3 cdas de ketchup
  • 2 cdas de vino fino
  • 1/2 cdita de pasta de albahaca
  • 1/2 cdita de pasta de chili-chile
  • 1/2 cdita de jengibre en polvo 
  • 1/2 cdita de pasta de curry
  • 1 cda de azúcar
  • 9-10 alitas (o alones en este caso que están adobados al pimentón)

Es una salsa que queda muy cremosa y no queda un sabor fuerte,  me parece la mezcla de la salsa americana y asiática, ainss que fusión. jejeje.

Preparación:

Nos ponemos primero con una bandeja cubierta de papel de aluminio, suficiente cantidad para luego tapar las alitas.

Una vez mezclados todos los ingredientes de la salsa se pincela con una brocha las alitas y se dejan en la nevera un par de horas.

Se coloca en la bandeja del horno a 190ºC durante 2 horas, (pincelar cada media hora y le damos la vuelta).

Ahora destapar, pincelar y colocar el horno a 220ºC para que se tueste, se les da la vuelta y cuando estén a nuestro gusto los sacamos.

Si nos gusta con la salsa mas clarita le ponemos un poco mas de vino fino.

Share
2 Comentarios
  • Cuca
    Posteado a las 10:46h, 08 mayo Responder

    Una maravilla ¡y no sólo la receta! Esa manera de aprovechar los alimentos y los recursos debería de copiarla todo el mundo. Hay que sacar partido a lo que tenemos y utilizarlo de manera sostenible ¡una entrada increíble! ¡Besos mil!

    • Maribel
      Posteado a las 05:45h, 10 mayo Responder

      Hola Cuca
      La verdad es que sí, hay que sacar partido a todo y eso es lo que intento.
      Mi besos para tí también
      muack

Publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.