Tarta crema de coco y piña

Tarta crema de coco y piña

Os quiero mostrar una tarta super cremosa en tres capas con el sabor que le da la crema de coco y piña, para quedar como una reina en la mesa y sin horno.

Es la segunda vez que la preparo y sigue siendo una de las favoritas de casa, eso de que tenga tanta crema nos vuelve locos jejeje.

En la primera ocasión la cubrir con chocolate blanco pero me gusta más con nata, es otra textura.

Estas recetas son ideales para preparar cuando hace mucho calor y no queremos encender el horno o no tenemos horno. Es mejor tomar de un día para otro ya que sube la intensidad de sabor y eso es lo mejor del postre.

Una de las capas lleva la piña triturada y me ha encantado el frescor que le da, no queda una tarta pesada ni mucho menos, otra cosa es que nos pongamos una buenísima ración y oye eso al final si que pesa.

Ingredientes para 8 personas:

  • 1 lata de piña natural 800 gr
  • Jugo de piña
  • Guindas en almibar
  • 4 rodajas piña deshidratada
  • coco rallado
  • 15 soletillas (dobles)

Crema con leche de coco:

  • 1 lata (400 ml) leche de coco
  • 110 gr de azúcar
  • 3 huevo
  • 15 ml de vino dulce
  • 40 gr de harina o maizena

Crema de nata:

  • 400 ml de nata al 35 % MG
  • 2 hoja de gelatina neutra
  • agua para hidratar la gelatina
  • 90 gr de azúcar

Preparación:

Primero colocamos en la thermomix y en nuestro vaso batidor la piña escurrida, se guarda el almibar para mojar las soletillas.

Triturar la piña a velocidad turbo unos segundos, sacar del vaso y reservar.

Seguimos con el vaso sin limpiar añadiendo los ingredientes de la crema de coco, programar 6 minutos, temperatura 100 ºC y velocidad 4.

Sacar y dejar enfriar en un bol tapado con un film que toque la crema para que no salga costra.

Lavamos el vaso con un 1 litro de agua y unas gotas de jabón temperatura varoma 10 minutos velocidad 6 (bajar la velocidad en cuanto se vea que la espuma sube) y apagar.

He utilizado un molde rectangular (24x 20), no muy grande, he preferido que quedara un poco ajustadito para por último cuando le doy la vuelta añadir la nata y queda todo muy apretadito, sale muy bien del molde.

Ponemos en el molde papel vegetal y encima las soletillas que cubrar el molde, pincelar con el almibar para que queden mojadas, añadir la piña triturada, colocar otra capa de soletillas y el almibar.

Tapar con papel film, apretando un poco con las manos, dejar en la nevera hasta que la crema de coco esté fría.

Sacar la bandeja de la nevera, quitar el film transparente, añadir la capa de crema de coco (a mi me ha sobrado un poco).

Añadir la capa de soletillas y mojar en almibar, tapa con el papel transparente presionando un poco con las manos y dejar en la nevera.

Mientras, dejamos hidratar en agua las 2 hojas de gelatina.

Calentamos 50 ml de nata en el microondas durante medio minuto aproximadamente para luego poner las hojas de gelatina bien escurridas de agua y mover hasta que quede bien disuelta, dejar templar.

Colocar en el vaso batidor o thermomix el azúcar que se tritura unos segundos, bajamos de las paredes del vaso.

Si no tenemos thermomix ahora es el momento de utilizar la batidora con varillas.

En thermomix colocar la mariposa dentro del vaso junto con el azúcar y añadimos el resto de nata 350 ml, programar velocidad 3 1/2, en pocos segundos vemos que se pone un poco cremoso, añadir la nata con la gelatina y seguir batiendo unos segundos mas, hay que estar atento para que no se cuaje, mirar el punto de la nata y retirar y dejar en la nevera.

Sacar el molde de la nevera y volcar en una bandeja, quitar el papel vegetal y darla vuelta otra vez al molde para quitar la otra capa de film transparente, lo dejamos ahora ya definitivamente en la bandeja de servir y cubrimos con la nata.

Adornamos con la piña deshidratada y las guidas y espolvoreamos coco rallado.

Share
No hay comentarios

Publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.