Pestiños de miel

Pestiños de miel

Un plato tradicional español de origen andaluz que se prepara en festividades desde hace varios siglos, es un bocado sencillo con sabor anisado, aunque se cubre con miel no resulta empalagoso, la masa en sí no lleva azúcar con lo cual es la miel la que le da este toque dulce rico umm.

Es un postre de sartén al que le podemos dar la forma cuadrada o redonda como en este caso, los hay de diferentes tamaños e incluso los he visto en forma de cucurucho rellenos de crema, es una delicia.

La masa tiene que dejarse fina para que al freír no quede cruda por dentro y por eso y por ser la primera vez que los preparaba no quería arriesgas y preferí hacerlas pequeñas para manejar mejor la sartén.

El anís en grano lo he machacado con el mortero para que no se notara mucho, solo se nota el grano del sésamo que es mas agradable al masticar.

Aunque es costumbre en muchas casas en la mía no era uno de los postres que se preparaban cuando yo era pequeña o por lo menos no lo recuerdo y ahora al prepararlo me he quitado esa espinita que tenía con los pestiños.

Ingredientes para 50 mini pestiños:

  • 500 gr harina de trigo
  • 1/2 vaso de aceite (AOVE en mi caso #amargaypica)
  • Piel de 1 limón
  • 1 vaso de leche
  • 1 chupito de licor de anís
  • 2 cucharadas de granos de anís
  • 3 cucharadas de sésamo
  • 1 pizca de sal
  • 1 bote de miel (400 ml)
  • Aceite de oliva para freír

Preparación:

Vamos a utilizar un estupendo aceite que le dará intensidad a la masa.

Lo primero es preparar todos los ingredientes para hacer la masa, lo primero con el mortero machacamos los granos de anís.

Se fríe el medio vaso de aceite en una sartén colocando la piel de limón y cuando esté tostada colamos el aceite y lo dejamos en un bol donde mezclaremos con los granos de anís y sésamo cuando todavía está caliente.

A continuación colocamos en un bol grande la harina, hacemos un agujero en el medio, añadir la mezcla de aceite, la leche y el licor, mezclar en el centro y por último poner una pizca de sal.

Vamos mezclando hasta que toda la harina queda integrada, sacar del bol y amasar ligeramente hasta dejarlo en forma de bola.

Se cogen pellizcos de masa y se hacen bolitas, con un rodillo se estira y cortamos con un aro, también nos vale un vaso.

Doblar por la mitad una parte encima de la otra y presionar un poco para que se pegue la masa y se coloca en una bandeja sin aplastar unos sobre otros.

Calentar en una cazuela la miel con medio vaso de agua para que no se queme y dejar a fuego medio y luego suave, mover de cuando en cuando.

En una sartén o cazuela pequeña calentar el aceite y hacemos la prueba con el primer pestiño, cuando esté caliente vamos añadiendo en tandas, escurrir con la espumadera y colocar en la cazuela donde tenemos la miel, que se cubra bien, sacar y colocar en una bandeja, al terminar con los pestiños cubrir con el resto de miel que sobre de la cazuela.

Share
4 Comentarios
  • Marisa G
    Posteado a las 09:31h, 16 abril Responder

    Maribel, si pudiera tomar miel y cosas fritas, no dudaría en hacerlos y en comerme unos cuantos. Como no es así, celebro ver lo bien que te han quedado. Un disfrute de receta tradicional. Te han quedado perfectos.
    Besos y feliz semana.

    • Maribel
      Posteado a las 19:36h, 19 abril Responder

      Hola guapa
      Ya he visto que no puedes tomar azúcar, es una lástima pero con lo bien que cocinas se que no sufres,
      me alegro mucho que te guste
      besss

  • Angelica Berrios
    Posteado a las 21:30h, 16 abril Responder

    Maribel, qué ricos se ven con ese color doradito! El anís me encanta así que me comería feliz todo esa bandeja que tienes allí y pecaremos como te comenté, jaja! Que pases una buena Semana Santa. Besos!

  • Silvia
    Posteado a las 17:09h, 18 abril Responder

    Qué buenos Maribel, son unos dulces riquísimos 🙂 Besos

Publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.