Rosquillos de Mª Angeles

Rosquillos de Mª Angeles

Esta receta de rosquillas me la pasó Mari Angeles, que es de un pueblecito de Albacete, la verdad, que en la mancha se hacen mucho y están muy ricos.

Lo mas curioso es que se usa la cáscara de huevo para la medida del anís, si tal cual os lo cuento.

Es una receta de la que sale bastante cantidad, no he querido tocar las cantidades para que no me falle el resultado pero todo es cuestión de medir bien si queremos menos cantidad.

También se utiliza un gasificante que vienen en dos sobres, los venden en los supermercados.

En Semana Santa hay tiempo para comerse los que caigan, aunque ya sabemos que a los golosos nos da igual la fecha:)

Ingredientes:

-3 huevos

-6 cucharadas soperas de azúcar

-3 cascarones de anis

-3 cascarones de aceite suave o girasol

-3 sobres gasificantes hacendado (2 colores pares)

– Rascadura de ½ limón

-Zumo y raspadura de ½ naranja

-3/4 kg de Harina mas o menos

Preparación:

Para conseguir los cascarones rompemos un huevo con mucho cuidado con un tenedor o algo parecido por la parte de arriba, dando golpes pequeños alrededor hasta que se rompa, con la parte grande medimos.

Batimos los huevos con el azúcar muy bien hasta que forme una espuma por arriba, luego incorporamos todos los ingredientes poco a poco y por último la harina ( cuando llevas la mitad de la harina poner los sobrecillos de gasificante y seguir con la harina), pero que quede algo blanda, que te tengas que mojar los dedos con aceite para hacer las rosquillas.

En thermomix pongo la mariposa en el vaso y añado los huevos y el azúcar 20 minutos a velocidad 3 -5. Cuando este espumado, quitamos la mariposa, e incorporamos todos los ingredientes  moviendo a velocidad 4.

Añadimos la mitad de la harina y después los gasificantes, terminamos de echar la harina y volcamos en un bol, tiene que estar un poco pegajosa.

Se pone una sartén con bastante aceite de girasol a fuego medio-alto.

Mojar las manos en aceite crudo  y formar bolitas de masa hacer un agujero en el centro para dar la forma de rosquilla.

Metemos en la sartén hasta ver que se quedan doradas, dejar en una bandeja con papel absorbente.

Le ponemos azúcar por encima y las dejamos rebozadas.

Están buenísimas.

Share
No hay comentarios

Publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.