Leyendas de meigas

Leyendas de meigas

moiras

Pasa estos dias que se acercan vamos a hablar de un personaje muy arraigado en España y posteriormente pondré una leyenda para que la leamos la noche de los difuntos. jejejejej

La palabra meiga, es decir, maga, viene del latín magicus y se emplea en Galicia y en las provincias de León y Asturias (sobre todo en Galicia), con el significado de “persona de poderes extraordinarios o mágicos y que puede pactar con el diablo” (en muchos aspectos son el equivalente a las brujas).

La figura de la meiga está muy arraigada en la tradición popular, y se diferencia de la bruja en que esta última actúa siempre con maldad, pudiendo tratar y hasta pactar con los demonios, y sin embargo, las meigas también son conocidas como curanderas y videntes, y las gentes acuden a ellas para ser curadas con sus rescritos, ensalmos y conjuros.

Las hay que vuelan a caballo de los estadojos de los carros (estacas para sostener la carga) o de sus escobas. Pero otras son sólo mujeres con poder para realizar el mal de ojo y para curarlo, además de otros males.

Se cuenta que hay una variedad grande de meigas, desde las que se presentan con distintas caras o se transforman en vampiros, la que roba niños, las echadoras de cartas o la dama de castro que vive en castros milenarios vestidas de blanco que dan buenos consejos y bienestar.

 

Para defenderse de ellas y de sus hechizos existen amuletos que pueden colocarse en las casas o colgarse del cuello del afectado, como llevar un diente de ajo, garras de fiera o poner la escoba al revés en la entrada de la casa.

Es muy popular la frase, “Eu non creo nas meigas, mais habelas, hainas” (“Yo no creo en las meigas, pero haberlas, haylas”).

Share
Etiquetas:
No hay comentarios

Publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.