Contramuslos de pollo en salsa de tomate

Contramuslos de pollo en salsa de tomate

Hoy os quería mostrar una receta super jugosa de pollo, de la parte que mas me gusta que son los contramuslos, en estos días que se acercan siempre recordaré cuando mis padres decían que el pollo era un lujo en muchas casas y con lo bueno que está para mi siempre será un plato para quedar como una reina con la familia.

Una de las formas mas ricas de comer el pollo es asado, eso es sin duda triunfar en la mesa y también podemos poner una versión sin horno como en este caso acompañado de una patata cocida y si queremos una buena ensalada para completar nuestro menú, es para mojar pan y no parar jejeje.

Aunque la receta es para 3 personas, la posibilidad de preparar para mas gente para mi es mejor utilizar el horno que siempre la bandeja da mas de sí y también sale bien rico.

Otra opción es poner 1 contramuslo por cabeza acompañado de arroz y la salsita de tomate y así cunde también mucho mas, como veis toda va según nos tengamos que adaptar a nuestra casa.

Es un buen plato también para llevar al trabajo ya que no se queda seco, lo troceamos junto con la patata, guardar en un tupper y ya está el plato para el día siguiente.

La cocción para que quede la carne tan tierna que se despegue del hueso es cocinar durante casi unos 60 minutos a fuego suave, si no tenemos tanto tiempo, reducir el tiempo con el fuego un poco mas alto y siempre con cuidado de que no se queme ni se seque (si el tomate tiene poco jugo), ya que con el tomate y la cebolla va soltando jugo que luego trituramos y queda una salsa de tomate bien rica.

Para esta receta necesitamos:

  • 6 contramuslos 
  • 4 tomates
  • 1 cebolla
  • aceite
  • sal y pimienta
  • romero
  • 1 copa de brandy 

Preparación:

Preparar una cazuela ancha o sartén alta, la untamos de aceite y dorar los contramuslos salpimentar y espolvoreamos de romero.

Dar vuelta y vuelta hasta sellar la carne.

Añadir los tomates partidos por la mitad y la cebolla también.

Ahora es cuando lo dejamos hacer al principio a fuego fuerte y luego lo bajamos un poco para que se haga despacio ya que lo ideal es que el tomate y la cebolla se quede casi deshecho.

Durante la cocción le ponemos la copa de brandy dejar que se evapore y tapar la cazuela para que siga cocinándose, le damos vueltas a la carne y procuramos que no se queme ni se seque.

Al finalizar, sacar la carne, triturar el tomate y añadir al plato con unas rodajas de patata cocida salpimentada.

Share
2 Comentarios
  • Eva Marín
    Posteado a las 21:19h, 17 diciembre Responder

    Las recetas a fuego lento son las mejores!! Este pollo debe estar muy rico,

    Besos Maribel,

    • Maribel
      Posteado a las 06:08h, 19 diciembre Responder

      Me alegro de que te guste Eva

      Feliz día
      bess

Publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.