Tortilla de morcilla con queso de bufala

Tortilla de morcilla con queso de bufala

Hoy os traigo una receta ideal para picotear, a los que nos gustan los pinchitos y pasar el rato con los amigos solo con ver la tortilla nos apuntamos rápidamente, también es ideal para preparar en bocata que en este caso hubo para todos los gustos, uno quería bocata o otros queríamos solo picar que la morcilla repite y para mi un poco vale y me encanta pero el estomago si me paso me pasa factura y eso procuro que no me pase mucho aunque si tienes hambre primero se come con gusto y luego pienso ala estaré toda la tarde con el estomago intentando asimilar el trabajo que le doy jejeje.  

Estoy mas acostumbrada a preparar la tortilla de patata que por tradición en casa es la favorita pero en este caso fue una tortilla totalmente improvisada, acababa de venir de la compra y no había pensado nada para comer y eso que procuro hacer un menú semanal pero el fin de semana la verdad es que a veces o te relajas o mueres.

Tenía unas morcillitas de cebolla que para mi son las mas jugosas y al mirar el queso de búfala lo primero que pensé es que le daría a la tortilla otro toque mas jugoso, dicho y echo.

Ingredientes:

  • 8 huevos
  • 1 bola de queso de búfala
  • 1/2 pimiento rojo
  • 300 gr de morcilla de cebolla
  • 1 cebolleta grande
  • aceite de oliva virgen
  • sal, pimienta
  • 3 cucharadas de leche

Preparación:

En una sartén se ponen 2 cucharadas de aceite de oliva virgen AOVE y y la cebolleta picadita y el pimiento rojo.

Rehogar y añadir al momento la morcilla picada y sin la piel.

Se desmenuza un poco en la sartén con un tenedor de madera para no rallar la base.

Le puse un poco de leche al ver que se estaba secando un poco, no quería que se quemara.

En un bol grande batir los huevos y poner un poco de sal, el queso de búfala o mozzarella en trozos y lo que tenemos en la sartén ya pochado.

Mover bien todos los ingredientes y en la sartén que hemos utilizado le ponemos aceite solo para que la base esté grasa para que no se pegue la tortilla, casi sin aceite.

Poner a fuego medio y despegar las paredes con una lengua de silicona, cuando se vea que el fondo está mover un poco la sartén y así vemos que la tortilla va bailando un poco, poner una tapa o plato para dar la vuelta y dejar unos minutos hasta dejar como nos guste mas o menos cuajada. 

A disfrutar de nuestra tortilla, estoy contenta con el resultado, el queso se camufla muy bien con la morcilla y el resultado muy rico, para mi la tortilla siempre es mejor dejarla unas horas que asiente y luego esta de muerte.

Share
2 Comentarios
  • SIlvia
    Posteado a las 07:48h, 23 febrero Responder

    Hola! madre mia qué peazo tortila! tiene que ser una ricura 🙂 me lo agencio, qué hambre me entra de buena mañana. Besos.

  • Cuca
    Posteado a las 11:28h, 23 febrero Responder

    ¡Madre! si la tortilla sola es ya una tentación, hecha bocadillo… ¡uf! esta te la copio seguro

    ¡Besos mil!

Publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.