Torrijas de leche

Torrijas de leche, postre semana santa

Las torrijas de leche son deliciosas y se pueden preparar con almibar, al vino o simplemente rebozadas en azúcar.

Me acuerdo de siempre comer torrijas del pan que quedaba del día anterior, aunque no las dejábamos con jarabe o salsa para que se mantenga mas jugosas, las rebozábamos en azúcar, quedan jugosas por dentro pero se secan un poco antes que a las que les añadimos almibar.

El pan tiene que estar asentado del día anterior o sino al mojarlas con leche se desmenuzan. También he probado con pan de leche o los brioche cuando ya están un pelín duritos y quedan riquísimos.

En este caso vamos a prepararlo terminando con un rebozado en azúcar o con el jarabe que queda de empaparlas con leche antes de freirlas.

Ingredientes:

  • 1 barra de pan
  • 1 litro de leche
  • 2 -3 huevos xl
  • 1 palito de canela
  • Canela en polvo
  • Piel de naranja y limón
  • 100 gr azúcar
  • 1 bandeja honda
  • 1 litro de aceite de oliva (yo girasol)

Preparación:

Cortar el pan en rebanadas de 1 dedo de ancho (ni muy finas y muy gordas).

 

Poner en una bandeja honda el pan y mientras trituramos finamente la piel de naranja y limón con el azúcar.

 

Calentamos la leche y añadimos el triturado de azúcar  y el palito de canela.

Torrijas de leche elaboracion

Dejar hervir la leche la retiramos y volcar encima del pan.En este caso le puse un poco de canela en polvo.

Dejamos que vaya absorbiendo todo el líquido y vamos dando la vuelta al pan para que se empape bien. (Dejamos suficiente para emplatar)

Torrijas de leche, elaboracion 2

En una sartén honda ponemos a calentar el aceite y cuando esté, vamos añadiendo el pan previamente rebozado en huevo. Ponemos en un plato con papel absorbente y emplatar con el caldito que se quedó de la leche anterior o simplemente rebozar en azúcar.

Torrijas de leche, elaboracion 3

0 thoughts on “Torrijas de leche

  1. ¡Qué delicia! Las torrijas me encantan y como las de mi madre ninguna ja ja ja Lo cierto es que son todas una maravilla y en casa no esperamos a que llegue semana santa para tomarlas aunque en esta época sí que las hacemos más a menudo.

    Siempre las pasamos por azúcar y canela que es como más nos gustan, así que con tu permiso me llevo una para desayunar

    ¡Besos mil!

  2. Era costumbre ,cuando yo era niña, que el pan que sobraba, “el pan duro” desayunarlo como “pan frito con leche”. Mi madre (y yo a mis hijos) nunca le eché canela, sólo azúcar o miel; no eran torrijas, pero algo muy parecido y muy sencillo, y por supuesto, riquísimo.
    Me encantan las torrijas, y tu receta.
    Muchas gracias, Maribel.
    un abrazo.

    • Que rico, pues si que era muy parecido a las torrijas, en mi casa cuando era pequeña se ponía pan frito y luego se rebozaba en azúcar, todavía alguna vez lo preparo.
      Feliz día Isabel 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *